Escuela Secundaria

Nuestra Señora de Loreto 

 

 

“FORMAR AL HOMBRE NUEVO, AQUÉL QUE SE REALIZA EN CRISTO VIVIENDO EN PLENITUD EL BAUTISMO”
 
 
 

El nivel secundario consta de 18 secciones, distribuidas de la siguiente manera: 1º, 2º 3º de secundaria , que conforman la secundaria básica y 1º , 2º y 3º de polimodal, que funcionan en el turno mañana. Las materias extraprogramáticas se desarrollan en  el turno tarde. El nombre, Nuestra Señora de Loreto, responde al pedido del Sr. Enrique Riopedre, quien solicitó que la Institución tuviera el nombre de su esposa, Laurentina Delgado, o la más parecido a su gracia. De ahí que los sacerdotes se inspiraron en su nombre para denominar al secundario: Nuestra Señora de Loreto.

 

Nuestra Secundaria recoge los mandatos históricos del nivel, pero resignificados en el contexto actual y futuro de la Provincia, el país, la región y el mundo. La nueva secundaria cumple con la prolongación de la educación común y la obligatoriedad, al tiempo que respeta las características sociales, culturales y etáreas del grupo destinatario, proponiendo una nueva estructura para el sistema. Esta estructura responde a seis años de estudio, los tres primeros de secundaria básica y los tres últimos de secundaria superior orientada en nuestras dos modalidades históricas: Bachiller en Economía y Gestión de las Organizaciones y  Bachiller en  Ciencias Naturales.

 

Una de las funciones centrales de la Educación Secundaria es la de reorganizar, sistematizar y profundizar los saberes adquiridos en la Educación Primaria y avanzar en la adquisición de nuevos saberes que sienten las bases para la continuación de los estudios asegurando la inclusión, permanencia y continuidad de los alumnos y las alumnas en el sistema educativo provincial y nacional mediante una propuesta de enseñanza específica, universal y obligatoria, que a la vez promueva la reflexión y comprensión  del derecho de acceso al patrimonio cultural de la Provincia, el país y el mundo.

 

Los propósitos de la Educación Secundaria son:

  • Ofrecer situaciones y experiencias que permitan a los alumnos y las alumnas la adquisición de saberes para continuar sus estudios

  • Fortalecer la formación de ciudadanos y ciudadanas

  • Vincular la escuela y el mundo del trabajo a través de una inclusión crítica y transformadora de los alumnos/as en el ámbito productivo

 

Particularmente, nuestros dos pilares institucionales son:

  • La evangelización comunitaria

  • Calidad educativa

Líneas generales que sustentan nuestra tarea pedagógica:

 

  • Desarrollar un estilo pedagógico que promueva el juicio crítico, la voluntad, el sentido estético y la creatividad.

  • Promover la valoración por el dinamismo de la investigación y de la clarificación intelectual.

  • Construir ámbitos de participación democrática y de decisiones consensuadas.

  • El docente es el mediador de la cultura escolar y el educando.

  • Promover un espacio de capacitación para los docentes de la institución

  • Personalización en el proceso de evaluación y seguimiento de nuestros alumnos

  • Promover actividades que interrelacionen a nuestros alumnos con otras realidades

  • Contacto fluido con las familias a fin de estrechar lazos entre la Escuela y la Comunidad, sustentados en el respeto por la labor académica y autónoma que le asiste a la escuela.